Engadget es un sitio de noticias sobre tecnología que siempre me ha gustado. Siempre, desde que lo conozco, que ya hace más de 11 años. Ha sufrido muchos cambios a lo largo de los últimos años, pero hoy me he enterado de que puede sufrir el más grande de ellos.

Verizon, uno de los más grandes operadores de banda ancha y telecomunicaciones de los Estados Unidos y también muy bien posicionado en la generación y emisión de contenidos en Internet ha comprado AOL, el grupo de empresas de comunicación online entre cuyos sitios se encuentra Engadget.

Ahora viene el momento en el que aparecerán oportunidades para la gente que hace Engadget, también para los que hacen el sitio en castellano, a quienes aprecio desde hace muchos años. Con las oportunidades por supuesto que aparecerán las incertidumbres, el miedo a los cambios, pero estoy seguro que todo les irá bien. Hacen cosas y las hacen bien, así que todo tiene que funcionar. Les deseo lo mejor.

Además, por lo que he podido leer hace unas horas de mano de Michael Gorman, la principal línea editorial de Engadget asume que AOL haya sido comprada, pero expresa muy claramente que ellos no están en venta, que no están expuestos a la censura editorial y que mientras estén al mando de Engadget, las cosas se harán como ellos han planificado. Me gustan sus palabras, tienen pasión, pero en una adquisición empresarial, estas demostraciones de honestidad suelen venir acompañadas de un golpe de vuelta, ojalá me equivoque.

Las empresas están en venta, otras se dedican a comprarlas y mientras, los que trabajamos en ellas, para ellas, pensamos que estamos seguros, que hacemos las cosas bien, todo lo que podemos, pero nunca, nadie, sabe cuál va a ser el siguiente paso. Veremos lo que sucede en Engadget.