montre-face-black

El Withings Activité es un reloj de verdad. Un reloj suizo. Tiene aspecto de reloj y no de cualquier otra cosa que es lo que parecen los smartwatches que nos rodean. Estoy pendiente de ellos, es un tema que no me convence, pero quiero estar muy atento a la evolución de este tipo de dispositivos.

El concepto que propone el Activité me ha resultado curioso porque fusiona un reloj como el que tú y yo llevamos, con las ventajas (por llamarle algo, ya os contaré de mi Smartband de Sony) de una pulsera de actividad.

El reloj tiene un movimiento de Cuarzo, vamos, que no es automático. Lleva una pila clásica de botón que le aporta autonomía para 8 meses aproximadamente, con indicación de la hora y también una esfera interna que aporta el porcentaje de pasos que llevas realizados hasta llegar a tu objetivo. Poco más que ese indicador deja ver que se trata de un reloj que va sincronizado con tu móvil (por ahora solo iOS, Android en breve). No parece un smartwatch.

Está pensado para hacer las funciones que habitualmente llevan a cabo las pulsera de actividad, pero de forma totalmente transparente para el usuario. Tú utilizas el reloj, sin pensar en lo que haces y él se encarga de sincronizar toda la información de actividad y de sueño a la app que a en tu dispositivo móvil. Dicen que también va a servir en breve para controlar tus entrenamientos de natación mediante una actualización de firmware que llegará en breve.

He traído la anotación de este reloj porque me parece un acierto por parte de Withings hacer un reloj clásico y aportarle una inteligencia mínima; quizá esto sí que lo empezamos a pedir los usuarios. Pero en ningún momento creo que hayamos pedido que nos hagan teléfonos en la muñeca, relojes que gestionen apps, ver fotos en la micropantalla de uno o todas las tonterías que se les están pidiendo a los smartwatches actuales.

Sitio web del Withings Activité