Xiaomi Windows 10

Una de las noticias del día que pronto se podrá instalar Windows 10, como si de cualquier otra ROM se tratase, en el modelo Mi4 de Xiaomi. Si bien está claro que esta posibilidad es una buena noticia para Microsoft, ya que quizás le permita aumentar ligeramente la cuota de mercado de su sistema operativo y servicios, tampoco creo que vaya a ser algo que cambie radicalmente la situación actual de la plataforma.

Desde el anuncio del Nokia Lumia 930 en el Mobile World Congress de 2013 hemos asistido al lanzamiento de multitud de modelos de gama baja y media por parte de Nokia/Microsoft. Estas novedades no han venido acompañadas por ningún modelo de gama alta, con la excepción de la versión del HTC One con Windows Phone que comercializa Verizon en exclusiva. Sin embargo, me temo que el estancamiento de la plataforma Windows en teléfonos móviles no se debe tanto al hardware disponible como a las limitaciones de su sistema operativo y, muy especialmente, a la escasez de aplicaciones (de calidad) disponibles.

No parece que la colaboración con Xiaomi vaya a darle un vuelco a esta situación. Personalmente, en estos momentos a mí probablemente me llamaría más la atención un Nokia 930 con Android que un Xiaomi Mi4 con Windows Phone. Dicho esto, también es cierto que en esta valoración influye el hecho de que el Mi4 no es un terminal que me llame especialmente la atención. Si tuviera la oportunidad de alternar con cierta facilidad entre Android y Windows Phone en otros terminales, como por ejemplo el Motorola X (que está a buen precio) o un Samsung Galaxy S6 Edge (si nos olvidamos del precio), esto se convertiría sin duda en un argumento que me podría animarme a apostar por uno de esos terminales.

Y tú, ¿le darías una oportunidad a Windows Phone si pudieras instalarlo en alguno de los androides actuales?

Actualización 19/03/15: El Vicepresidente de Xiaomi, Hugo Barra, acaba de publicar una declaración en Google+ para aclarar que, si bien animan a sus usuarios a “cacharrear” con sus terminales, esto esto no es más que un “programa experimental” a cargo de Microsoft y de la comunidad de seguidores de Xiaomi.