El problema no es nuevo: cambiamos uno de nuestros gadgets, queremos vender el «viejo» y nos ofrecen quedar para hacer la transacción en mano. Entonces, surgen las dudas: ¿y si nos entregan algún billete falso? ¿Hasta qué punto estoy tranquilo con todo ese dinero en el bolsillo? En el caso de los móviles, cuyo precio medio ha aumentado durante los últimos años, obviamente estas dudas son cada vez mayores.

Teníamos varias opciones para hacer pagos electrónicos (Twyp, Bizum, PayPal…), pero estas opciones solían estar más orientadas a la realización de micropagos y tampoco era fácil que vendedor y comprador utilizasen el mismo sistema. A partir del 21 de noviembre, gracias a las transferencias bancarias europeas en tiempo real, se nos abre una nueva oportunidad: la opción de realizar una transferencia bancaria que llegará a su destinatario en cuestión de segundos, con una comisión mínima o incluso de forma gratuita. Obviamente, esta inmediatez y reducción/eliminación de comisiones también acelerará las operaciones de compraventa a distancia.

Si bien no se tratará de la opción más cómoda (necesitaremos teclear el IBAN completo de la cuenta de destino), esta inmediatez abre una nueva vía respecto a las opciones existentes en la actualidad. Quedaría por ver, eso sí, si en algún caso sería posible cancelar poco después la transferencia, una vez entregado el producto y que nos hayamos despedido de nuestro comprador.

Más información | Cincodías