O al menos en eso se empeña el Departamento de Justicia de EEUU en sus últimas declaraciones. Todo viene a cuento de que un juez obligó a Microsoft a entregar información personal de un usuario… pero dicha información estaba alojada en un servidor en Irlanda!

Desde eso Microsoft ha estado librando una pequeña batalla contra la justicia americana. Los temas son tan variados como quien es el dueño de los correos o si la nube tiene nacionalidad. La verdad que si te pones a investigar un poco el tema da para mucho y puedes perder unas cuantas horas. Pero hoy voy a tratar de hacerlo simple.

Entonces… simplificando… ÚLTIMAS NOTICIAS!

La postura de Microsoft es que tus correos electrónicos son tuyos. Como una foto (de estas antiguas con cámara analógica que había que llevara revelar) que le haces a tu hijo. Es un documento personal y no debería poder llegar nadie y decir ”ahora los quiero veryo“.

La postura del DoJ es un tanto… mejor no digo lo que pienso. Ellos sostienen que los correos electrónicos son business records del proveedor y que, si son requeridos, el proveedor ha de facilitarlos a la justicia. Entonces, ¿qué es eso de business records? Desde notas de reuniones a facturación, pasando por contratos, documentación de compras…

Entonces… simplificando v2… ¿y ahora que hacemos con el correo? A estas alturas todos aceptamos que hay posibilidades altas de que alguna máquina lea nuestros correos para ofrecernos los mejores servicios posibles. Pero… ¿hasta que punto estas dispuesto a que tus correos (llegado el caso) tengan que ser igual de accesibles que la factura del agua de la empresa que te ofrece el servicio?