Cuando ves que tus lectores cambian la forma de consumir tu contenido poco a poco tienes dos opciones: ignorarlos y perderlos o tratar de entenderlos y hacer todo lo posible para evolucionar a su par.

Parece ser que más de la mitad del tráfico de The New York Times es móvil, así que la medida que han tomado es tan sencilla como radical. Durante una semana si alguien intenta acceder a la web del diario desde un ordenador lo único que podrá ver es un mensaje diciendo que entre desde su móvil o tablet.

Así de primeras puede parecer un tanto radical, pero si lo que estás escribiendo sólo lo puedes ver como más de la mitad de tus consumidores lo hacen, igual prestas un extra de atención a como se ve en esa pantalla y mejoras la experiencia de uso un poco, que es de lo que se debería tratar.