Polar

Desde hace unas semanas estoy usando un Polar A360, un interesante reloj y monitor de actividad del que próximamente os hablaré más detenidamente. Como sucede con otros dispositivos de este tipo, uno de sus fallos más importantes es que si bien a lo largo del día se agradece que la pantalla se encienda al detectar un giro de muñeca, esta ventaja se vuelve completamente en contra al utilizar el dispositivo por la noche, muy especialmente si duermes con él puesto para llevar un seguimiento de las horas de sueño.

Hasta hoy no había forma de desactivar esta función de encendido automático, pero esto ha cambiado con la actualización publicada hoy por Polar. A partir de esta versión, cuando activemos el modo No molestar (que desactiva las notificaciones), la pantalla solamente se iluminará cuando pulsemos el botón de control.

Continúa leyendo