Strava es una aplicación que tiene como funcionalidad principal hacer el seguimiento de las carreras que llevas a cabo.

En su sitio web, podemos ver que explican de dónde viene el nombre: “Strava es la palabra “esforzarse” en sueco y resume quiénes somos y qué hacemos. Si te esfuerzas en mejorar, sin importar tus metas o aptitudes, eres de los nuestros.”

Y tanto que resume quiénes somos y qué hacemos. El tuitero @DragonLadyU2 ha dejado muy claro en el hilo de Twitter que os dejo al principio del post cómo con los seguimientos públicos que se pueden hacer de los usuarios de Strava se puede poner en peligro la seguridad de las personas y las instalaciones.

Desde Strava han decidido ofrecer una información muy interesante en forma de “mapa de calor” que aporta de un vistazo los recorridos que hacen sus usuarios y por desgracia se puede llegar a identificar quién ha hecho qué recorridos en cada momento, por supuesto en función de los niveles de privacidad que haya configurado cada usuario.

Hay información muy detallada de cómo se hizo el mapa en este artículo de Medium, donde el valor precisamente que se da a esta nueva funcionalidad está en que tiene la información de millones de personas que utilizan la app para sus recorridos, lo que es maravilloso, pero como apuntaban muchos usuarios de Twitter, puede ser realmente peligroso para entidades del gobierno y algunas fuerzas de seguridad tanto públicas como privadas ya que exponen determinados comportamientos en instalaciones de seguridad crítica o estratégica.

Es un muy buen ejemplo de cómo los datos se pueden representar de una forma muy gráfica un mapa de calor con las rutas recorridas por los usuarios de la app y a la vez la lectura de esa información puede resultar comprometedora para la seguridad de las mismas personas y de los equipos que trabajen en esa zona o en en esas instalaciones.

Da mucho que pensar.