Estos últimos días he podido probar las maravillas de uno de los terminales más buscados, el OnePlus 2. La segunda pequeña maravilla que los de OnePlus han puesto en el mercado. Siguen con su estrategia de no ofrecerlo por ahora más que mediante un sistema de invitaciones, lo que lo hace todavía más deseado y ansiado por los más fanáticos de la marca. Las invitaciones las puedes conseguir a través de algún colega que lo haya comprado, a través de los sorteos que se celebran en algunos sitios de Internet o incluso ya se han llegado a vender a precios que oscilan entre los 40 y los 70 Euros.

Toda una locura que tiene su razón en las grandes capacidades del dispositivo a un precio que no estamos acostumbrados para los terminales más potentes. Lo puedes encontrar desde 339€ para la versión de 16 GB y 3 GB de RAM a 399€ para la versión de 64 GB y 4 GB de RAM. Unos precios muy atractivos y que hacen que muchos lo miren con muy buenos ojos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El paquete del OnePlus 2 está muy bien presentado y además incluye un cargador de pared y un cable de carga USB – USB Type C. Este es uno de los puntos que se podrían incluir como débiles. Han apostado por integrar un USB Type C como conector, cuestión muy interesante sin duda por las ventajas que aporta pero que puede hacer que tengas problemas para hacer una carga en movilidad si no dispones del tu cable o uno que lo sustituya. El cable es plano y del color rojo característico de la marca.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En el interior, bajo la tapa trasera que por defecto es la oscura símil papel de lija (suave, no te vayas a pensar) no encuentras muchas cosas accesibles. El OnePlus 2 no tiene batería extraíble y tampoco tiene posibilidad de ampliación de la memoria con tarjetas extraíbles. Esta es una tendencia que se está imponiendo en dispositivos móviles. Lo cierto es que no conozco a mucha gente que lleve varias baterías consigo, pero sí que conozco a muchas personas que les gusta insertar una tarjeta de 64 o 128 GB en sus dispositivos para estar “tranquilos” y llevar toda la música y vídeos que le apetezca.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

También bajo la tapa se accede a la bandeja de inserción de las dos nanoSIM. La bandeja es realmente débil y mucho me temo que en alguna mala manipulación se podrá romper. Espero equivocarme. Este terminal puede intercambiar de forma muy sencilla las carcasas traseras y sin duda una de madera le quedaría realmente bien. La de bambú es sin duda mi favorita. En la página web de OnePlus venden todo tipo de accesorios para sus terminales. Estos ya sin invitación afortunadamente.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Una de las cuestiones que me ha gustado y sorprendido del OnePlus 2 es su tamaño. El OnePlus One era un tremendo barco en la mano y sin embargo la sensación que me transmite este nuevo modelo es muy buena. Estoy muy acostumbrado al iPhone 6 (4,7″) y no me ha molestado en absoluto el tamaño de este 5,5″ que le lleva más de un centímetro de altura al de Apple. Las medidas:

iPhone 6: 138,10 x 67 x 6,90 mm.

OnePlus 2: 151,80 x 74,9 x 9,85 mm

iPhone 6+: 158,10 x 77,80 x 7,10 mm.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La parte trasera del terminal es muy discreta, algo que se agradece en un terminal que no es pequeño. La tapa se quita de una forma muy sencilla, con una pequeña ranura de acceso en la parte inferior izquierda y se fija al cuerpo del móvil mediante un buen número de patillas plásticas. Se nota un pequeño abombamiento que es perfecto para incluir la batería de 3.300 mAh, que no he llegado a probar lo suficiente como para saber si es suficiente para lo que necesito. Desde luego el día completo de trabajo me lo ha dado sin problemas. Pero espero que de más. En cuanto a las esquinas del dispositivo no son lo que más me gusta de él; las veo demasiado cuadradas. Prefiero las curvas que incorporan los últimos Motorola, desde el X del año 2014.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En general los acabados del OnePlus 2 me han encantado. Es potente, robusto y da la sensación de un terminal de gama premium. Lo es. En la parte de atrás está el flash dual LED, la cámara que tiene uno de los mejores sensores (13 Mpx) que he visto en un dispositivo móvil y el medidor para enfocar mediante láser. He tomado algunas fotos con el dispositivo y en el terminal me gustan más que las que tomo con el iPhone 6. En el lateral derecho del móvil están los botones de subida y bajada de volumen y el de encendido y apagado. Ambos en metal y demasiado estrechos para mi gusto, además de no tener ningún tipo de ranurado que los haga más accesibles.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En la parte inferior del marco de metal que incorpora el equipo tiene el puerto de conectividad USB type C, un altavoz y un micrófono. A destacar el diseño elegido para los pequeños agujeros redondeados de los elementos laterales del USB type C. Este puerto de carga es muy interesante porque es reversible por fin y porque tiene una velocidad de transferencia de datos y carga muy interesante. Sin embargo veo algo negativo el que no esté universalizado a estas alturas. Nada grave, por supuesto. Si tengo que elegir, prefiero que lo incorpore como una de sus innovaciones.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En la parte superior dispone de una entrada de jack estéreo y del otro micrófono con cancelación de ruido. Las conversaciones a través del teléfono son de muy alta calidad y tanto en el propio terminal como al otro lado de la línea la satisfacción con el sonido de llamada es muy bueno. Esto es algo que no se comenta en muchas ocasiones y os garantizo que muchos muy buenos terminales no aportan la mayor calidad de sonido en llamadas. Y no me vengáis con que ya nadie habla por teléfono, que nos conocemos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En la parte izquierda tan solo tiene un botón, el denominado Alert Slider, que realmente es un deslizador vertical con tres posiciones. Este sí está ranurado y tiene un recorrido muy bien definido que permite aceptar todo tipo de notificaciones, solamente las más importantes o sin notificaciones, con esta última solo sonarán las alarmas que hayas establecido. Es algo realmente útil que siempre he encontrado como un punto ganador en los terminales que lo incorporan. En el iPhone me gustaría que aumentasen a tres posiciones como en el OnePlus el botón de vibración, desde luego.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Una de las cosas que menos me ha gustado del OnePlus 2 es cómo han solucionado la ubicación de la pantalla sobre el marco metálico. Existe un borde de plástico que rodea al cristal y reposa sobre el marco metálico. Me parece tan poco afortunado a nivel estético como poco durable. Cualquier pequeño golpe en una de las esquinas de este plástico puede hacer que tu dispositivo se quede estropeado o que pueda romper la pantalla de una forma muy sencilla. En la mano mi vista siempre se va a ese borde de plástico que no me gusta en absoluto. Lo detesto. Y sin embargo, para equilibrar, sí diré que lo que me gusta muchísimo es el no-botón sensible que dispone como botón de inicio. Es un sensor de huella dactilar perfecto que me ha sorprendido por su buen funcionamiento y porque como digo no es un botón, sino una especie de touchpad como el de los portátiles, muy sensible a la presión y que funciona a la perfección. Me encanta este no-botón.

OnePlus2

El OnePlus 2 me gusta, muchísimo. Es el Android que puede venir a sustituir a mi iPhone 6 si por el medio no se cruza un Motorola X Style que me tiene enamorado perdido. Está claro que no he tenido tiempo suficiente como para probar en profundidad el equipo, sin embargo estas primeras sensaciones son excelentes. Funciona muy bien, me encanta cómo han trabajado la adaptación de Android a través de su OxygenOS basado en 5.1 y las ayudas al usuario que han incluido. Un terminal que resulta difícil recomendar porque es muy complicado acceder al él de forma sencilla, pero que sin duda reúne muchas características para ser ese “flagship killer” que los chicos de OnePlus reclaman ser.