Los niños en verano están más expuestos todavía al sol. Es nuestro deber como padres, o al menos como adultos, protegerlos más que nunca. La exposición al sol es nociva, cualquiera, por mínima que sea. Todo lo que hagas para evitar que su piel se dañe bajo el sol es poco.

Con esto en mente, desde Nivea han llevado a cabo una campaña de sensibilización con niños en playas brasileiras. A los niños les entregaron unos muñecos que en función de la exposición al sol presentaban más o menos irritación de la piel. El objetivo era que los propios niños se hiciesen conscientes de la necesidad de protección para sus muñecos, convertir en hábito la utilización del protector solar y facilitar por último que se presten a poner la crema protectora cada poco tiempo.

El vídeo es un éxito en la red y ha alcanzado cierta viralidad, pero lo más importante es que recuerdes que los niños en verano tienen que ser protegidos todavía más de la luz del sol. No lo olvides.

Visto en ChicaGeek