El Motorola Moto X es el dispositivo del año 2014 para mi gusto. Me ha enamorado a primera vista y eso no es fácil superarlo. Tiene muchas cosas buenas y otras no tan buenas. No es un terminal perfecto (¿Alguno lo es?) pero cualquier usuario disfrutará con él. En este post os dejo unas cuantas fotos que le he hecho y aporto unas primeras impresiones. En uno posterior os detallaré todo lo que me ha gustado de él y lo que considero mejorable. En general, buen trabajo de Motorola.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Motorola ha incluido un sistema operativo muy limpio en el Moto X. Es un dispositivo Android sin basura, algo que se agradece mucho. Sientes un Nexus en la mano y lo que han añadido es útil de verdad. Lo comentaré en un post aparte con todos los detalles.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La parte trasera del Moto X es un icono. Es espectacular a la vista y mucho más en la mano. Bambú, aluminio y cristal. Combinación que parece imposible en un teléfono y sin embargo, para mi gusto roza la perfección. Lo considero el mejor dispositivo que he tenido en cuanto a estética. Tiene lagunas en otros campos, como la batería o la cámara.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El logo de la marca es original, insertado en la carcasa trasera de bambú y dejando un hueco para insertar el dedo índice de la mano con la que soportes el terminal. Llama la atención también el flash led doble que está insertado en un aro plástico que rodea al objetivo. No me canso de tener este móvil en la mano.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Moto X es un teléfono que pasa desapercibido a pesar de tener una estética diferente y marcada. Es natural, encaja bien en la mano, perfecto, y también cuando lo dejas en cualquier posición es transparente. Lástima que no es muy utilizable reposando sobre su espalda, la curva trasera no permite una escritura cómoda.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La parte frontal inferior está dominada por los sensores de presencia que no quedan tan bien en el dispositivo de color blanco y sin embargo son útiles, muchas de las funciones básicas de consulta de notificaciones la solucionas con un gesto sobre los sensores y un solo tap. Además me encanta la barra ranurada del altavoz (el de la parte superior NO es altavoz, solo auricular).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Moto X es resistente al polvo y a las gotas de agua. No te preocupes si se te moja un poco con cualquier líquido que le caiga encima, lo secas, lo limpias y funcionará. He comprobado que es muy resistente al uso diario. Lo puedes dejar en cualquier lugar boca arriba o boca abajo y no sufre ni una mínima rayadura.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El bambú es uno de los materiales más bonitos que he visto en un terminal. No es un gran lujo, como el hortera Vertu, ni se trata de piedras preciosas incrustadas, pero ofrece calidez, algo que es casi imposible de encontrar en un móvil. Disipa bien el calor generado por el procesador. Un diez para los diseñadores.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En la parte superior reina la conexión jack para los auriculares y también la bandeja extraíble para insertar una tarjeta nanoSIM. Aquí un error de bulto para los diseñadores antes alabados, no cabe un clip estándar y dependes de la herramienta oficial o de un alfiler que nunca tienes a mano. La curva le aporta mucha personalidad en el marco de aluminio, si bien al principio resulta excesiva.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En la parte inferior trasera no se nota tanto la curva de acople a la mano. Es un terminal que tiene el peso mayor en la “cabeza”, lo que hace que se maneje muy bien con una mano, incluso para sus 5,2″ de pantalla. Abajo, lugar clásico para el conector microUSB de carga y sincronización. Destacar las ranuras en el marco de aluminio para mejorar cobertura, que están en las cuatro esquinas del equipo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El lateral izquierdo está desnudo y liso. En el derecho encuentras los botones de encendido/apagado y volumen. Son estrechos y el de encendido está ranurado para facilitar el uso y poder diferenciarlo al tacto de su compañero. La captura de pantalla se realiza con la combinación botón encendido+bajar volumen simultáneamente.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nunca había pensado en un terminal con una pantalla de 5″ como mi dispositivo principal. Y el Moto X ha venido a cambiar mi percepción y criterio con nada menos que 5,2″. Está muy bien optimizado en cuanto al ancho de los bordes desde la pantalla hasta el extremo y además la integración del cristal en el marco de aluminio que rodea es soberbia. Mi decisión (impulsiva) de compra fue a los 30″ de tocar el terminal. Solo al tacto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En la parte superior hay para mi gusto demasiados elementos alineados. Destaca la barra metálica ranurada para el auricular, con una calidad excelente en las llamadas, pero es que hay de todo allí. Otro de los sensores de presencia como los de la parte inferior, la cámara frontal para selfies y videoconferencias y también incopora sensores de luminosidad y proximidad que se ven incrustados en el cristal de la pantalla. Esto es lo menos agradable a la vista del Moto X.