1) Lees todos los análisis y reviews en los idiomas que conoces y por lo menos una docena en los que no conoces.

2) Repites el punto 1) durante al menos una semana. Aumentas el número de análisis en ruso o lo que sea que hablan esos chicos tan serios.

3) Haces una hoja de cálculo con las opciones. Eso hace que tu decisión sea más profesional.

4) Agonizas durante unos cuantos días mientras le preguntas a todo el mundo sobre tu decisión.

5) Una vez alcanzas la frustración es el momento: Haces una compra totalmente compulsiva.

6) Alcanzas la felicidad. Tienes lo que crees que quieres.

7) Lees todos los análisis y reviews de tu nuevo producto para verificar que no te has equivocado.

8) Dudas. Vuelves a 1)