La compraventa de segunda mano en Internet es un mundo en sí misma. Personalmente me encanta el ambiente que se genera entre el comprador y el vendedor, siempre si es bueno y media la buena fe entre ambos. Pero a veces hay problemas y entonces alguien pierde. Siempre, uno pierde.

Hoy me he enterado del caso de un comprador de un iPhone que lo hizo como usuario del sitio web ManzanasUsadas a otro de los usuarios que en este caso actuó como vendedor.

Las cosas han salido mal y hay un perdedor: es ManzanasUsadas. Ellos explican en esta entrada de su blog que son simples intermediarios y que confían en que los usuarios (compradores y vendedores) actúen de buena fe como primer punto y que sigan las recomendaciones que ellos indican en segundo lugar en sus Términos y condiciones generales.

El comprador no ha seguido las indicaciones que en la página web dejan bien claras. No ha verificado que el producto recibido coincidía con el ofertado por el vendedor. Punto.

A partir de aquí se ha generado lo típico que pasa en Twitter, ya sabéis que está lleno de tocapelotas que hacen muy bien su trabajo. Yo mismo soy uno de ellos, qué carajo. En definitiva, ataque al vendedor, que es siempre el que lleva las culpas de todo si algo sale mal y defensa del comprador, que aparentemente siempre es la parte débil del proceso.

En el medio existe el riesgo de que se vaya a pique el negocio de la web de compraventa. Si pierdes la credibilidad en Internet la recuperación es realmente costosa. Y la están perdiendo.

Poca gente atiende a ambas partes y mucha menos se lee todo lo que hay que leer, que son las condiciones de uso siempre que hay un servicio. Si es posible, leerlas antes de que haya un problema. En este caso ya es tarde para todos.

En mi opinión (me gusta mojarme) lo que debería de hacer ManzanasUsadas es perder un poco para no perderlo todo. Devolver la pasta al comprador que lo ha hecho mal, no siguiendo las condiciones de uso, poner en observación al vendedor, pues al fin y al cabo no ha llegado el producto que debería haber llegado y divulgar MUCHO sus condiciones de uso, los detalles, la apertura previa a la firma del alabarán por parte del receptor, proponer que se graben vídeos antes y después de los envíos y recepciones, con el mensajero presente (esto lo escribo y me sigue resultando totalmente surrealista), etc.

ManzanasUsadas no ha reaccionado bien y no ha reaccionado a tiempo. Ahora hay una buena montada y es posible que lo tengan que resolver en un juzgado. Es otra forma, ni mejor ni peor, la Justicia está para eso también. Todo hubiera ido mejor si tuviesen un plan previsto, pero me da que no lo había. Una pena. En serio, una pena.