Cuando te convocan a una reunión presencial sabes que ese tiempo está bloqueado para la reunión y lo mejor que puedes hacer es utilizarlo de la manera más productiva posible. 

Cuando te convocan a una reunión virtual, con videoconferencia o audioconferencia de por medio, albergas la esperanza de que puedas hacer alguna tarea durante la misma. “Si total vas a estar delante del ordenador…”.

Esto es un grave problema que sucede en muchas organizaciones. Las reuniones se suceden y la falta de reuniones productivas está creciendo. La mayor parte de los convocados a una reunión vía conferencia están haciendo multitarea. Gestionar el correo electrónico es una de las actividades más realizadas y le siguen otras tan curiosas como comer, hacer la comida o ir al baño. Como lo lees.

Esto es lo que hay. Es lo que pasa y si tienes que hacer este tipo de reuniones es mejor que prepares muy bien lo que quieres de esa reunión o es probable que por el camino te estés perdiendo a la mayor parte de tus compañeros. Marca unos objetivos muy claros y ve a por ellos en cada reunión. Cada momento que se cuele en el que la tensión productiva se rompa, será aprovechado para hacer otras actividades. Piensa en ello.