Hace un tiempo leí sobre como hacer una aplicación invisible casi termina con Robin. A grandes rasgos Robin es una aplicación que te permite saber que salas de tu oficina estás ocupadas y quien las está ocupando en un determinado momento. También permite reservar las salas para usarlas en un futuro.

El problema del que hablan es que diseñaron una aplicación demasiado invisible. La aplicación trabajaba en segundo plano sin intervención del usuario, es decir, la instalabas y te olvidabas de ella. Mientras funcionaba no había problemas. El problema llegaba cuando algo fallaba. Como el usuario no tenía motivos para lanzar la aplicación cuando era consciente del fallo ya era demasiado tarde.

Después de dos párrafos he titulado una entrada como La invisibilidad de lo que funciona y no he hecho más que hablar de como hacer algo invisible te lleva a que el usuario no sea consciente de cuando falla. Pero ahora veréis muy bien el motivo.

Nobody notices when things go right.

Imagina que estás viendo una película o un capítulo de tu serie favorita. Todo funciona bien. No tienes ninguna queja. De hecho es muy posible que ni seas consciente de que todo está funcionando como debería funcionar.

Ahora imagina que el sonido tiene un ligero desfase. No es nada grande. Pero empiezas a notar como la boca del actor no parece coincidir con lo que escuchas. Empieza a ser molesto, de hecho poco a poco hace que pierdas la concentración. Dejas de seguir el argumento y te centras en ese desfase.

Esto que os acabo de contar se puede aplicar en muchísimas situaciones en nuestra vida. Mientras que las cosas funcionan como deberían nadie se da cuenta. De repente algo falla y ese fallo (pequeño o grande) empieza a absorver todos tus pensamientos y concentración.

Llegados a este punto todo lo que cuento está muy bien, pero… ¿a cuento de qué? Pues a cuento de Pepephone, la migración a la red de Movistar para ofrecer 4G y la parada de la misma por algunos problemas.

Hace un par de semanas leí un par de tuits sobre el asunto. Parece que el tema es bastante serio. De hecho en Xataka hace un par de horas que han publicado unas pruebas que parecen apoyar la teoría de que Movistar y Pepephone no parecen estar en las mismas condiciones. Dejando a un lado el tema de la velocidad lo más preocupante es que algunos usuarios están reportando caída de la red en interiores a períodos muy pequeños de tiempo.

Y esto, a mi humilde modo de ver, es una situación muy parecida a la que os he comentado antes con el audio de la película.

Durante muchos años Pepephone ha ofrecido un servicio excelente con la red de Vodafone. Al menos en mi caso particular nunca he tenido problemas de cobertura y/o velocidad. Si ponía dos terminales iguales, uno con una SIM de Vodafone y otro con una SIM de Pepephone al lado los resultados que obtenía eran prácticamente iguales.

Cuando se empezó la migración a la red de Movistar, personalmente salí ganando. En mi pueblo había una cobertura excelente de Vodafone. Hace cosa de 1 año más o menos desapareció la red 3G y la calidad de la red 2G era bastante mala. Pero fue para todos, clientes de Vodafone y OMV dependientes de su red. Cuando pude probar una SIM de Pepephone con red Movistar el 3G volvió a mi terminal. En el resto de lugares que suelo frecuentar no he tenido nunca problemas de cobertura.

Respecto a los problemas que comenta la gente nunca he sido consciente de ellos. Siempre que he necesitado llamar a alguien o utilizar la red de datos me ha funcionado sin problemas. OJO! No estoy diciendo que los problemas no existan, simplemente que en mi caso particular no he sido consciente de ellos.

Aún así hay algo que creo diferenciará este caso (Pepephone y problemas en la red) con el problema del audio en la película. Para ser justos no es un algo, son unos alguienes: el equipo humano detrás de Pepephone.

Lo primero que han hecho al conocer el problema ha sido recopilar datos y ponerlos en conocimiento de Movistar, el proveedor de red. Una vez Movistar les ha confirmado que el problema existe y es real han parado la migración de clientes a la nueva red hasta que se resuelva. Para empezar se están moviendo e intentando solucionar el problema. No se han limitado a sentarse y esperar.

Estoy de acuerdo en que a los afectados no les hará nada de gracia el asunto. Estoy de acuerdo en que ahora mismo estarán cabreados. Pero también estoy casi seguro de que dentro de no mucho los clientes de Pepephone tendremos una solución y nuestro operador volverá a ser una de esas cosas invisibles debido al buen funcionamiento.