«Vale, Candy Crush ya esta disponible para Windows Phone. Ahora toca esperar a que llegue Candy Crush Soda».

Este tuiteo de Tom Warren (editor de The Verge) puede parecer una simple broma, pero desgraciadamente para Microsoft hay mucho de cierto en esa frase. Si bien es cierto que poco a poco van llegando más y más aplicaciones oficiales a la tienda de Microsoft (hoy han llegado Minecraft y Candy Crush, VLC Media Player está al caer…) también lo es que cuando estas llegan, en muchas ocasiones ya se han pasado de moda o hay otras nuevas que han alcanzado el estatus de «imprescindibles» y que todavía no están disponibles para Windows.

La carrera sigue abierta y es cierto que Microsoft está haciendo las cosas bastante bien últimamente, pero por ahora no termina de ser suficiente. Un claro ejemplo de esto: el propio Tom Warren acaba de anunciar que abandona Windows Phone, al menos por ahora.