Tengo una relación de adicción amor con los relojes muy especial. Me gustan todos, por dentro, por fuera, caros y baratos. Me gustan mucho. Sin embargo no acabo de encontrar atracción por los smartwatches. Ninguno de los que he visto me ha llamado la atención, ni a nivel estético ni por supuesto en cuanto a funcionalidades.

A la hora de pensar en uno de ellos, me imagino la hora de seleccionar el reloj que me pongo por la mañana y nunca encuentro la justificación para elegirlo a él.

A la hora de llegar a la noche y tener que hacer una carga de un dispositivo más se me quitan las ganas de cuajo.

Y cuando pienso en la dependencia que tienen del smartphone, entonces ya no encuentro motivo ni para seguir hablando de ellos.

Podéis echarme el anzuelo del AppleWatch en los comentarios, es probable que pique.