Me ha dejado impactado este vídeo de un robot muy familiar: JIBO. Procede de un proyecto de crowdfunding que ya no acepta más donaciones ni adquisiciones.

Entre sus características están las capacidades de ver, oir, hablar, aprender, ayudar y relacionarse. Quizá más de lo que muchos de tus amigos son capaces de hacer, ¿eh?

Ha llegado el momento del desarrollo y tendremos que esperar hasta otoño de 2015, a que llegue a los compradores que han abonado los $599 que valía un dispositivo “familiar” para que nos cuenten de primera mano si realmente es tan atractivo como se presenta en su anuncio plagado de humor y cierta ironía.

Quizá el futuro…era esto.

Sitio web de MyJIBO

Visto en el Twitter (muy recomendable) de María P. Laya