Hace unos momentos veía en mi iPad un blog. Encontré un post que me interesaba y que además llevaba un vídeo insertado, así que me puse a verlo. Y descubrí que ahora en el iPad, con la función imagen dentro de imagen puedo seguir viendo y oyendo ese vídeo en cualquier lugar del sistema operativo o en otra app sin que se detenga. El vídeo se ubica en cualquiera de las esquinas de la pantalla y no es especialmente molesto por su reducido tamaño. Y quizá lo que más me sorprendió es que pude “devolver” el vídeo a su lugar original mediante un top para volver a lo que estaba haciendo en el origen.

Me fui a Twitter, con la App Tweetbot 4 que ahora resulta que también me permite, en modo apaisado, ver diferentes listas en dos columnas adyacentes, y todavía ser capaz de seguir viendo el vídeo en una de las esquinas. Echas un vistazo al timeline y no te pierdes nada del vídeo en cuestión. No lo hago tan a menudo desde luego, pero el hecho de poder hacerlo me interesa. Abre posibilidades.

Y por último, desde dentro de Tweetbot también recordé que podía echar un vistazo rápido a mis últimas anotaciones mediante el simple gesto de deslizar desde la derecha del marco del iPad. Allí estaban mis Recordatorios además de la posibilidad de poder acceder a otras apps de forma inmediata, ver un sitio web en Safari, leer mis últimos correos y muchas otras opciones, todas sin salir de Tweetbot y sin dejar de tener ese vídeo a la vista.

iOS 9 empieza a parecerse al futuro que yo esperaba de los dispositivos móviles. Está empezando. A ver si le dejan seguir su camino “los malos” de Microsoft y Google.