Hace un tiempo un vídeo sobre Twerking, en modo de parodia se cruzó en mi camino. Provenía de la excelente página de comedia Stevie TV, en VH1. El caso es que en este vídeo la protagonista aparecía como una adicta al Twerking. Entonces no sabía ni lo que era, pero me hizo gracia la parodia. Sinceramente pensaba que el término no existía, que lo habían inventado para este episodio y que trataba de ridiculizar algunos bailes raperos-gangsta. No le di mayor importancia y ahí se quedó mi experiencia. Un vídeo, una palabra y una risas ver las situaciones familiares de Stevie.

Pero amigos, hoy he visto que la “moda” llamada Twerking es muy real y que incluso ha traído problemas a más de una jovencita. Tan solo 12 y 14 años tienen las niñas a las que dieron una “golpiza” por protagonizar una secuencia publicada en Internet. Desde luego la gracia de este otro vídeo está en que la propia narración de la noticia es suficiente para no parar de llorar de la risa.

Pero no podemos olvidar que esto del Twerking es real, que miles de personas o lo que sean se están grabando haciendo este baile que consiste en el menear el culo de toda la vida, haciendo círculos, arriba, abajo y hacia todos lados, con una habilidad pasmosa y grabarlo para compartirlo con la humanidad, un porceantaje de la cual lo admiramos perplejos pero sin perder detalle, por supuesto.

Ahora mismo estoy en shock con esto del Twerking y me pregunto cuántos de todos los términos que circulan por delante de mis narices en noticias, en redes sociales o en una conversación de café tienen más significado del que aparentan en primera instancia. Sobre Twerking, en caso de querer conocer todos los detalles o sorprenderte como yo de que tenga ya más de 20 años entre nosotros, te recomiendo que visites el artículo fantástico que han preparado desde VH1.

No me dejará de sorprender Internet, y que siga así por muchos años. Para pensar en ello.