Tal y como comentan en The Verge, las imágenes de Instagram han pasado de 640 × 640 px a 1080 × 1080 px. Digamos que se han “retinizado” puesto que ahora empiezan a guardar las imágenes a 4 veces el tamaño anterior.

Una de las cosas que más se le criticaba a Instagram era el ridículo tamaño de sus imágenes. Mientras algunos fabricantes lanzaban terminales con más megapíxeles que alguna réflex, la gente de Instagram guardaba las imágenes con un ancho de 640 px.

Desde mi punto de vista fue una idea genial. No permitían hacer zoom en las imágenes y la aplicación era exclusivamente para iPhone. El iPhone de aquel entonces tenía una pantalla de… ¡exacto, 640 px de ancho! Así que las imágenes tenían la medida perfecta.

Hoy en día la aplicación ya no es exclusiva de iPhone. Tampoco las pantallas de los iPhone tienen 640 px de ancho. Es más, incluso algunos fabricantes han entrado en el juego de pantallas con cada vez más resolución. El almacenamiento también ha reducido sus costes. Por lo que la medida de aumentar el tamaño en el que almacenan las fotografías tiene bastante sentido.