En un foro dedicado a temas fotográficos una usuaria recrimina el comportamiento usurero y especulador de otro compañero y además propone su eliminación del foro por estos motivos.

El “pecado” del primero: ha comprado un equipo y ahora lo está vendiendo a 100 € más de lo que pagó por él. Este es el hecho.

Lo que podemos opinar de la creencia de la forera no es tan importante como el hecho de que la situación  no es poco habitual. Alguien llega y te dice que no tienes derecho a poner ese precio. Deciden por tu si es barato o caro y cuestionan si ciertas medidas cohercitivas deberían de ser tomadas en tu contra. Poca broma.

Llevo un tiempo que me considero menos  tolerante con estas cuestiones. No permito que me digan ya demasiadas tonterías en la vida 1.0 y mucho menos en la 2.0 cuando vienen de gente interesada, manipuladora y tergiversadora. Ellos tienen un problema y hacen que yo tenga también el mío. No quiero ser menos tolerante.

Estamos perdiendo el norte a una velocidad de vértigo.

¿Debatimos?