Esta es una preciosa foto que el fotógrafo profesional Miguel Ángel Morenatti publicó en su perfil de Twitter hace unos días. Es espectacular y lleva la firma de Elena Murzyn, una fotógrafo que la publicó a su vez en su perfil de National Geographic.

Pero lo que me ha traído a publicar este tuit, además de que me haya impactado la fotografía del águila y la avispa, es que una contestación de Morenatti posterior me llevó a ver, de forma gráfica, en lo que se ha convertido Twitter hoy en día. Un sitio lleno de gente que escribe gilipolleces sobre lo que tú hayas escrito en un tuit anterior, sin haber leído ni las vocales en su puta vida.

Vale de ejemplo el tuit que os dejo más abajo. El tuitero quiere ser más listo que nadie, diciendo que la foto es un montaje y falsa (fake), él es más listo. Morenatti, lo informa a posteriori que estas dos fotos forman parte de una serie, algo que sería fácil saber con una breve indagación sobre el asunto.

Esto es lo que menos me gusta de Twitter. Esas ocasiones en que lo primero que hace la gente es abrir la bocaza para criticar, negar, romper, machacar, sin tener ni puta idea de lo que están hablando. Una pena, pero eso es hoy Twitter.
Aliviado.