Imagina que alguien te propone sacar un selfie y tú haces tus mejores gestos o los más extraños o divertidos. Los que hagas cuando te haces un selfie.
Y ahora imagina que en vez de tomar una foto, toma un vídeo y se descojona de ti. Y lo repite una y otra vez durante todo el año.
El vídeo resultante lo tienes aquí arriba. Es muy bueno.