Los relojes mecánicos son auténticas joyas. Algunas marcas y algunos modelos tienen más valor o más fama. El Rolex Submariner es un clásico, no de los que más dinero cuestan, pero sí de los más deseados a lo largo de toda su historia.
En este fabuloso vídeo, un maestro relojero se encarga de mostrar lo que muchas personas desconocen y sin embargo aporta todo el valor a un reloj. Su interior.
Es una oportunidad de aprender sobre el arte de la relojería y poder reconocer el valor de una pieza como este clásico.