No necesita presentación. Es un teléfono mítico porque se lo ha ganado. Un dispositivo que veía la luz en el último trimestre del mágico año 2000 y que alegró las navidades de muchos de los que por aquel entonces empezábamos a girar la cabeza hacia estos pequeños dispositivos. Es el Nokia 3310, la evolución más compacta del todopoderoso en cuanto a resistencia se refiere Nokia 3210. Una vez intenté ahogar uno de estos últimos en un lavabo, encendido durante 5 horas y siguió funcionando perfectamente, ni grados IPs ni pepinillos en vinagre. El 3210 era totalmente sumergible a finales de los 90. Todo el mundo tiene su historia con el Nokia 3310.

El regalo de aquellas navidades era importante. El primer regalo que compraría con un sueldo “de verdad”, tenía que ser algo importante. Así que un Nokia 3310 para mi novia y otro para mí parecía un regalo realmente importante. Fue ese el momento en el que me hice con mi número de teléfono “definitivo” y que todavía conservo, en el que empecé a saber lo carroñeros que eran en Telefónica (Movistar todavía no tenía tanta entidad) y en el que un dispositivo sin antena era un regalo del diseño para la vista. El precio: 17.000 pts. Ah, que muchos no sabréis lo que eran las pesetas, nuestra antigua moneda española. Si la equivalencia inicial en Euros se respetase, hablaríamos de unos 102 €, aunque hoy en día serían sobre unos 250€ el precio que le correspondería.

El Nokia 3310 duraba años, pero no el destino no dejaría que yo me quedase mucho tiempo con él. Yo necesitaba ir cambiando de terminal en terminal como comprobaría poco después. Vinieron muchos en muy poco tiempo, incluso mi primer teléfono con cámara, el horrible e  incómodo Nokia 7650 con el que podía hacer fotos y enviarlas por MMS a casi… nadie por aquel entonces. Pero esto ya es otra historia que he contado durante muchos años en foros como el de PDAExpertos o en serantes.es.

Estoy en una época abuelo-cebolleta y este tipo de historias me gusta contarlas, así que alguna más dejaremos por aquí.

P.D. El Nokia 3310 puede ver su reedición en este MWC (Mobile World Congress de Barcelona)