d_0_1

El valor de la pendiente de la recta tangente a una curva en un punto.

Esta es la definición de “derivada de una función en un punto”. Estas palabras han estado dentro de mi cabeza durante años. No las he sacado nunca a relucir. La tengo como una de las pocas cosas, quizá la única, aprendidas durante muchos años de estudio de ciencia. Debería de decir entendidas en lugar de aprendidas, es más exacto. No entendí demasiadas cosas durante demasiados años, pero cada una de estas palabras en esa definición las entendí de una forma tan profunda que no he logrado separarlas de mi cabeza.

Y me recuerdan que hubo un tiempo en el que las ganas de saber lo que era una recta, qué significaba que fuese tangente a algo en un punto determinado o que esa recta tenía una pendiente con un valor asignado, era lo más importante para mí. Quería saber para conocer, quería entender para poder seguir, no para demostrar que lo sabía, sino aprender para mí.

Me he olvidado de aprender así, ahora aprendo para demostrar que sé, para poder enseñar o para divulgar conocimiento; ya no aprendo para mí, con profundidad y con entendimiento total. Ese es el gran fracaso de la educación. Ese es el gran fracaso de mi educación.