Desde hace mucho tiempo tengo la sensación de que no pensamos lo suficiente, volamos por la superficie de tantas cosas al cabo del día que se ha convertido en un hábito y así no llegamos a profundizar en casi nada.

Al menos según el experto en pedagogía educativa Robert Swartz, doctor en el «National Center For Teaching Thinking» estadounidense, la razón estaría en las escuelas, donde se trata de enseñarnos a memorizar, pero se olvidan de que razonemos y de enseñarnos a resolver los problemas haciendo uso de la creatividad. Este puede ser uno de los motivos. Pero tiene que haber más, muchos más.

Estoy deseando poder leer el estudio de Swartz, porque entre sus recomendaciones para solucionar este asunto se encuentra la necesidad de fomentar la comunicación desde la infancia, cuestión que me parece totalmente acertada.

También el experto cree que hay que fomentar la empatía en los más pequeños para que aprendan a valorar la opinión del otro, el trabajo en equipo y que sepan amoldarse a la mayoría.

Rober Swartz será uno de los participantes en el Congreso Internacional de Pensamiento ICOT, cuyos documentos serán puestos a disposición de la comunidad educativa de forma gratuita. Habrá que revisar esa información.