Polar

Desde hace unas semanas estoy usando un Polar A360, un interesante reloj y monitor de actividad del que próximamente os hablaré más detenidamente. Como sucede con otros dispositivos de este tipo, uno de sus fallos más importantes es que si bien a lo largo del día se agradece que la pantalla se encienda al detectar un giro de muñeca, esta ventaja se vuelve completamente en contra al utilizar el dispositivo por la noche, muy especialmente si duermes con él puesto para llevar un seguimiento de las horas de sueño.

Hasta hoy no había forma de desactivar esta función de encendido automático, pero esto ha cambiado con la actualización publicada hoy por Polar. A partir de esta versión, cuando activemos el modo No molestar (que desactiva las notificaciones), la pantalla solamente se iluminará cuando pulsemos el botón de control.

Por otra parte, Polar ha añadido notificaciones para Android (ya estaban disponibles en iOS) y una nueva función (Mi FC) que nos permite realizar una medición puntual de nuestras pulsaciones en cualquier momento y sin necesidad de iniciar un registro de actividad deportiva.

Con esta actualización Polar ha solucionado tres de las carencias más importantes de este dispositivo, si bien queda algún detalle difícilmente explicable como que no muestre una estimación de la distancia recorrida en los modos Correr y Caminata, algo que sí hacen otros equipos como el que probablemente sea su competidor más directo, la Vívosmart HR de Garmin.

Imagen | Matthew Griffiths