Más de una vez hacemos esto en nuestro día a día. Tenemos un diseño espectacular que alguien ha pensado para nosotros. Sin embargo, elegimos el otro camino. Es el que queremos elegir. Y lo hacemos.
¿Qué pensará el diseñador? ¿Tendrá en cuenta nuestras elecciones para el próximo diseño?
La mayor parte ni se enteran. Si no te gusta lo que diseñan para ti, házselo saber. Eres el usuario.