Clientes WP

La captura de arriba asusta, de eso creo que no hay duda. Lo que veis arriba son los logotipos, a cada cual más feo, de varios clientes de Twitter disponibles para Windows. El logotipo de una aplicación es su principal carta de presentación que habitualmente nos ofrece una impresión bastante acertada sobre el diseño de esta. Por lo general, pese a los avances recientes, el diseño de estas aplicaciones sigue dejando bastante que desear. Esto es así especialmente en el apartado estético, pero el rendimiento de estos clientes es en muchos casos más propio de una aplicación en fase beta.

Curiosamente, esta relación entre un logotipo y la aplicación es extrapolable a toda una plataforma. Si generalizamos, parece obvio que los logotipos de las aplicaciones de iOS fueron durante años los más “vistosos”, coincidiendo con la incontestable supremacía de sus aplicaciones. Los de Android fueron mejorando paulatinamente con el paso de los años, como también lo iban haciendo sus aplicaciones (tanto en funcionalidad como en estética). En Windows estamos asistiendo al mismo proceso: una primera fase con iconos que más bien parecen una captura cualquiera seguida de una segunda fase con iconos que, por lo general, parecen hechos por un niño de preescolar o incluso por mí mismo. Recientemente hemos visto cómo el parque de aplicaciones para Windows empieza a mostrar síntomas de mejora. Queda por ver si esta tendencia se confirma durante 2016 y si viene de la mano de un diseño más cuidado de los iconos de sus aplicaciones.