He leído *esta entrada del blog de Marco Arment sobre su experiencia con un iPhone 6 Plus habiendo utilizado anteriormente un iPhone 6.

Es un post que hay que leer con calma aunque no lleva mucho tiempo y que está muy bien enfocado en lo que él considera mejor, peor o igual entre ambos dispositivos de Apple.

En síntesis coincido con él en todas sus apreciaciones porque también he sido usuario de un iPhone 6 Plus primero y de un iPhone 6 en estos momentos y pondero los elementos que ha considerado de forma muy similar a la suya, tanto a nivel de batería, como cámara, agarre o portabilidad.

Sin embargo en su análisis de la situación veo que es muy importante algo que se le ha pasado desapercibido y es la importancia de tener primero un iPhone 6 o un iPhone 6 Plus antes de pasar al contrario. Es curioso que él conoce a gente que ha tenido el 6 y ha pasado al 6 Plus estando ahora felices y en mi caso conozco a varias personas que han y hemos dado el paso en la dirección contraria y estamos bien con la decisión tomada.

Creo que todo depende del peso que aportes a los elementos a considerar. En mi caso no poder llevar el iPhone 6 Plus en el bolsillo del pantalón es la clave. Si no puedo llevar el teléfono conmigo, para qué quiero el teléfono por muchas ventajas que tenga…así de simple.

*Me encantaría dejar este comentario en el post de Arment, pero no tiene sistema de comentarios, así que respondo aquí