No siempre es fácil decir lo que estás pensando. En muchas ocasiones ni tan siquiera encuentras las palabras para expresar lo que estás pensando. En otras tantas sabes que lo que estás pensando no es apropiado para que sea escuchado por los demás. Y por último está el temor a ser criticado por lo que estás pensando una vez lo has dicho en público.

En el tuit de más arriba @ivsu lo pone en bandeja y lo relaciona con Twitter. No está pensado para decir lo que estás pensando, está para que se te critique por ello. Estoy totalmente de acuerdo y por eso cada vez me cuesta más pasar por allí y cuando paso, oír, ver y callar. Hace un tiempo me gustaba discutir en Twitter.

discutir.

(Del lat. discutĕre, disipar, resolver).

1. tr. Dicho de dos o más personas: Examinar atenta y particularmente una materia.

2. tr. Contender y alegar razones contra el parecer de alguien. Todos discutían sus decisiones. U. m. c. intr. Discutieron con el contratista sobre el precio de la obra.

Discutir en su primera acepción es enriquecedor porque ayuda a investigar, indagar, profundizar, reflexionar y pormenorizar sobre algún tema de interés común con el contrario. En su segunda acepción, contender contra el parecer de alguien, me gusta menos, pero habrá que acostumbrarse al entorno, o al menos intentar cambiarlo, gota a gota, conversación a conversación y por qué no, discusión a discusión.