– Mi propósito para el año que viene es hacer menos cosas.
– Pues vaya mierda de propósito, ¿no?
– No has entendido nada. La palabra clave es HACER.