Hace un tiempo que Twitter anda metiendo publicidad en diversos sitios de sus aplicaciones oficiales. Normalmente (o eso dicen) esos contenidos promocionados (tuits o usuarios recomendados) aparecen en el timeline, las búsquedas o los usuarios sugeridos.

El caso es que William Shatner (muy fan suyo desde que vi Boston Legal) ha descubierto que esto no es así… sino que estos contenidos promocionados aparecen en la lista de personas a las que uno sigue!

Por supuesto, una vez lanzado un tuit así medios como The Verge, Mashable o TNW, entre otros, se han hecho eco de la noticia y no ha tardado en difundirse. Se ha descubierto que esta práctica se lleva a cabo desde principios de 2013.

Como bien dice el bueno de William incluir estas recomendaciones promocionales en la lista de seguidos de un usuario es un tanto peligroso. Imaginad que en lugar de una marca el contenido promocionado es un partido político, en especial si hablamos de EEUU donde estos temas son especialmente delicados. De hecho su reacción no se ha hecho esperar.

Y para vosotros… ¿vuestra lista de seguidos es vuestra o la pueden contaminar?