Si eres gacela corre y si eres león corre también. Si estás en la selva, más te vale estar corriendo todo el día.

Estas sencillas frases que me repite un día sí y otro también un buen amigo y compañero representan mucho de lo que se vive en las empresas hoy en día.

Da igual en qué puesto estés y qué función desempeñes. Se está valorando más que hagas las cosas rápidamente a que estas lleven un mínimo de calidad con su cuota de reflexión asociada. Lo importante es que siempre estés corriendo.

En mi opinión es un error total el no permitir que las personas piensen sobre lo que tienen que hacer y mucho más grave que no se les permita reflexionar sobre cómo hacer las cosas bien a la primera. Lo que importa es tener un resultado, quizá no demasiado bueno, pero tenerlo rápido. Luego piensan que ya se refinará, pero la mayor parte de las veces un mal diseño de las acciones de un proyecto no permiten reorientar el rumbo.

En todo caso, seas gacela o seas león, tú corre  por si acaso. Estás en la selva.