Una tarde en un sitio como la Casa de las Ciencias de A Coruña es un regalo para un niño. Si tienes algún sitio próximo como el que por suerte tenemos nosotros a sólo unos poco minutos de casa,  lleva a tus niños siempre que haya oportunidad.

Deja que jueguen,  que tengan dudas,  resuelve sus dudas,  complementa sus curiosidades y tendrás niños interesados en aproximarse de una forma natural a la ciencia. Hazlo. Es una de las mejores inversiones que puedes hacer.