Había escuchado cientos de veces eso de “capturar momentos” y no acababa de entender muy bien qué significaba. 

Ayer capturé un momento,  sin saberlo. Es una foto que recuerda los momentos que rodean al que es capturado.  Y aquí ya no importa lo que sientan los demás al ver esta foto. Solo importa que a mí me haga situarme en los instantes alrededor de la toma de la foto.  

Con la memoria capturamos algunos momentos,  pero no todos. Con las fotografías podemos aumentar la memoria. Y cada día me gusta más.