La verdad es que nunca he tenido mucho interés en saber de dónde venía la “palabra” CAPTCHA pero siempre he odiado tener que rellenar los espacios reservados para ellos. Casi todo el mundo sabe lo que es un CAPTCHA, no ha mucho que decir. Los agradecemos porque evitan que las máquinas o bots se hagan fuertes pero los odiamos porque en ocasiones no hay forma humana, nunca mejor dicho, de pasar a través de su filtro.

En este tuit de Mat Kelcey he encontrado el mejor de todos los CAPTCHAs. “Tan solo” tienes que hacer un movimiento de ajedrez para dar mate al rey contrario. Pero me parece que quizá sería el mejor para que algunos los humanos no lo pasen, porque cualquier máquina lo tendría demasiado fácil.
Puedes consultar más sobre el origen y los usos de CAPTCHAs en Wikipedia o también echar un vistazo al proyecto de google, ReCAPTCHA.

También puedes ver de dónde ha salido el movimiento de ajedrez aquí: Lichess.