(null)
Acabo de comprar una App para mi iPhone que se llama Alfred Remote y vale 4,99€. Tengo el tap flojo. Lo reconozco.

Alfred 2 es una app de productividad (ojo, nada que ver con gestión de listas o cosas de esas que tanto me gustan) que tengo instalada en mis ordenadores con OSX. Sirve para gestionar el lanzamiento de aplicaciones, abrir direcciones en tu navegador, en definitiva, haber la vida más fácil a la hora de manejar tus equipos. Estoy feliz con ella y ya no sé abrir una aplicación si no es desde Alfred. Es una de mis imprescindibles.

Y hoy he visto que han sacado en la App Store una nueva app que no tengo ni idea de para qué sirve, pero que he comprado de forma compulsiva. Estaba ahí, eran casi 5€, pero no he podido evitarla, la tenía que comprar. Supongo que el hecho de que Alfred 2 me encante tanto ha sido el impulsor, pero desde luego, tengo que hacer algo para frenar esta costumbre de comprar apps que ni siquiera sé qué van a hacer en mis dispositivos.

Cuando averigue cómo funciona y para qué sirve exactamente os lo contaré. Y si consigo disminuir el vicio de comprar apps, también.