Desde hace unos años el LEGO es una constante en mi vida y en la de los míos. En cada celebración, fiesta o evento e incluso en muchos simples paseos por la ciudad, una caja con piezas se viene a casa. En este vídeo alguien se las ha ingeniado para construir una pieza que es capaz de hacer un avión de papel y lanzarlo. Hay que ver lo que han montado. 

Me gusta el concepto del juego y las capacidades que desarrolla en cualquier persona, no solo en niños. La creatividad, el orden y la paciencia se mejoran de forma progresiva casi sin que te des cuenta. 

En mi caso me ha ayudado a enseñar a mi hijo orden y rigurosidad porque tiene que ordenar todas las piezas por colores antes de empezar el montaje y también paciencia porque aunque sabe el producto que va a conseguir tiene que ir paso a paso hasta conseguirlo. Una vez hechas las piezas también se hace responsable de cuidar que no se pierda ninguna parte y mantenerlos perfectamente. Si no estás metido en temas de LEGO ya estás tardando.